Captura

Buitres Leonados sobre la Sierra de Villarrubia

Buitres Leonados sobre la Sierra de Villarrubia de los Ojos, Montes de Toledo. Este vídeo está compuesto de dos, grabados en dos fechas distintas. La primera parte recogiendo el vuelo en la Sierra de Villarrubia. La segunda toma, también de David Urda, desde su casa, divisa desde la ventana unos cincuenta buitres leonados y algún negro. Comparte esta vivencia con sus hijos y con nosotro divulta este acontecimiento comienzo de 2021. Como él dice: “En las proximidades del municipio manchego de Villarrubia de los Ojos del Guadiana –que aparece al final del vídeo al borde de la gran Llanura Manchega- caminando por la vía pecuaria Colada de Valparaíso, a la altura de la Peña de la Retuerta, en la fachada sur de esta zona de los Montes de Toledo más orientales, nos sobrevuela un majestuoso buitre leonado (Gyps fulvus). El buitre leonado, así como el escaso buitre negro, es bastante habitual en esta zona de los Montes de Toledo, donde no crían, pero sí acuden masivamente en busca de alimento desde su zona nuclear de reproducción, fundamentalmente el no tan lejano Parque Nacional de Cabañeros (mayo)”

Captura

Luces y desos en Navidad 2020

Unas navidades especiales, por la pandemia no podemos salir, grabar y fotografiar las calles de Madrid como otros años. Esta noche se ha hecho el primer encendido. Nos han llegado imágenes para compartir.

130411761_3470556136365016_2295380157921819605_n

La fiesta del Belén

La coral de la Asociación de Belenistas de Villarrubia de los Ojos cantan un villancico. Un grupo que da vida a las navidades villarrubiera año tras año, con su pregón, concurso de fotografías y dibujos, festival de villancicos, cabalgata de reyes, su belén monumental de la Plaza de la Constitución y su ruta de belesnes. Este año desde la ventana por el codid. Mil gracias.

Captura

DEPORTE RUEDA PRENSA VILLARRUBIA SOCUELLAMOS

Lectura agridulce tras el derbi Chicastro finalizado el partido rueda de prensa Javi Sánchez y Manolo Martínez mostraron las dos caras de un derbi de bronce que se llevó el Formac Villarrubia.

Lectura agridulce tras el derbi Chicastro finalizado el partido rueda de prensa Javi Sánchez y Manolo Martínez mostraron las dos caras de un derbi de bronce que se llevó el Formac Villarrubia. Formac Villarrubia y Yugo Socuéllamos vivieron este sábado un derbi provincial que pasará a la historia ya que hacía 27 años que no se veían las caras en Segunda B dos equipos de la provincia de Ciudad Real. El equipo de Javi Sánchez se llevó el gato al agua gracias a los goles de Christian Beltrán y Dani Homet después de un partido igualado, sin demasiadas ocasiones y donde las imprecisiones marcaron el signo del partido.

Tras finalizar el encuentro, el técnico del Socuéllamos fue el primero en comparecer ante los medios de comunicación. “La importancia del partido estaba en un rival directo y lo que pueda llevar de cara al futuro de la liga. El segundo gol fue anecdótico. Te vas fastidiado porque vienes con un trabajo hecho de la semana, con una alineación que invitaba a ir a por el partido, pero casi hemos regalado los dos goles, algo impropio que no se puede hacer y que es difícil de corregir. Tenemos que estar más enchufados en ese tipo de situaciones. En la segunda parte nos volcamos y tuvimos situaciones. Siempre nos faltó el último centro, el último control. No sé por qué estuvimos tan imprecisos. Creo que la segunda parte dio para que el equipo empatase. Hay errores que no se pueden corregir. Son meras tomas de decisiones que por el nerviosismo, quizá, no se pueden corregir. Hay que simplificar para que esos errores no aparezcan”, valoraba el técnico socuellamino.

En este sentido, Manolo Martínez reconocía que “dimos un pase al frente en el segundo tiempo, pero no se tradujeron en ocasiones claras ni en goles. Por muchos delanteros que metamos, si no entran, no entran. Nos faltó esa precisión y ese mordiente. Sin embargo, no faltó actitud”.

Repasando la rareza de este campeonato con una primera fase que finaliza en marzo y donde hay muchas cosas en juego, el técnico del ‘Socu’ señalaba que “la primera fase son pocas jornadas, pero no podemos caer. Hay que seguir trabajando y contra más puntos sumemos, mejor. Los puntos te valdrán para la segunda fase. No hay que olvidar que el objetivo es la salvación. Creo que hemos plantado cara a todo el mundo. SI el equipo sigue así, les plantaremos cara a todos”.

Por último, apuntaba, “es noticia que acabemos sin ningún lesionado. Prefiero mejorar en lo futbolístico que no estar mermado por las bajas en cada partido. Han sido dos meros errores deportivos y no tenemos que lamentar ningún lesionado”. Javi Sánchez, contento

Según Javi Sánchez, “hicimos un partido práctico. En este tipo de campos se pagan los errores y no podíamos cometer errores. Estuvimos efectivos. Nos llevamos tres puntos que nos saben muy bien. Para Navidad queríamos 12 puntos y estamos en ello”. Respecto a su rival, el toledano señalaba que “el Socuéllamos era un equipo que conocíamos muy bien y sabíamos a lo que jugaba. Es cierto que está muy condicionado por las bajas y está mermado. La posición en la tabla tampoco ayuda. Era un partido con un rival directo. Acertamos pronto y eso les complicó las cosas. En la primera parte nosotros estuvimos mejor y, en la segunda, ellos. El partido fue más largo de lo esperado. Quisimos haberlo matado antes”.

Repasando la clasificación y el objetivo del Formac Villarrubia, el técnico reconocía que “estamos en una temporada muy diferente. Otros años había que jugar bien, pero ahora no hay tiempo para jugar bien o sembrar. Hay que puntuar, puntuar y puntuar”. Por eso, “me saben muy bien los tres puntos. Sin alejarnos de nuestro objetivo estamos en una zona atractiva de la tabla. No hay que bajar los brazos. El objetivo se llama 24 puntos. Lo he dicho muchas veces, pero es así”.

Por último, el míster blanquiazul se refería a la afición. “Estamos convencidos de que meteremos público. Nosotros necesitamos mucho a nuestra afición porque nos empujan mucho. Ojalá vengan pronto. El partido de Talavera será complicado, pero con la afición sería mucho mejor”.

Captura

NATURALEZA MANCHEGA

La imponente horizontalidad de la gran Llanura Manchega es cerrada bruscamente en su vertiente noroeste-oeste, si se mira desde el sur, y por su vertiente suroeste si se mira desde La Mancha toledana al norte, por un relieve diametralmente opuesto, caracterizado por mostrarse acentuadamente irregular y accidentado. Hablamos de los Montes de Toledo, barrera montañosa que en su conjunto abarca fundamentalmente, con unos 350 kilómetros de longitud y hasta 100 de anchura, el noroeste y oeste de la provincia de Ciudad Real -recibiendo esas serranías ciudarrealeñas más occidentales también el nombre de Montes de Ciudad Real- y el suroeste de la de Toledo, con prolongaciones en el territorio extremeño más oriental.

Así pues, en el interior y centro de la Península Ibérica también nos encontramos con este otro notable y singular relieve, que, en este caso, además de delimitar la Llanura Manchega por el noroeste-oeste, parte en dos a la Submeseta Sur, configurándose en su vertiente norte la cuenca del Tajo y en la sur la del Guadiana, discurriendo ésta última, en su tramo inicial, en plena Mancha.

Este conjunto de sierras las llamamos Montes de Toledo porque durante muchísimo tiempo, desde la Edad Media hasta los procesos desamortizadores del siglo XIX, buena parte de ellas fueron propiedad de la ciudad de Toledo, la cual regía en su jurisdicción. La importancia y el interés que despiertan los Montes de Toledo son máximas a nivel peninsular e incluso europeo por sus cualidades geológicas, paleontológicas, paisajísticas, botánicas, faunísticas e incluso culturales.

Un relieve muy antiguo recorrido por trilobites y gusanos gigantes Para empezar, hablamos de una de las formaciones geológicas más antiguas a escala peninsular y europea, pues su origen se remonta a las fases del Cámbrico y del Ordovícico de la Era Primaria o Paleozoico, hace entre 600 y 400 millones de años. En su génesis, esta actual cadena montañosa era la sedimentación de un fondo marino que las orogenias caledónica, primero, y hercínica, después, hicieron aflorar al exterior, para después ser constantemente modelado durante las68 fases geológicas posteriores, en especial durante la Orogenia Alpina de la Era Secundaria o Mesozoico y luego durante las fases glaciares del Cuaternario.

Los principales materiales que los conforman son la roca cuarcita y la pizarra, así como areniscas y arcillas. Por ello, los Montes de Toledo son muy ricos en fósiles, sobre todo los provenientes de los seres vivos que poblaban aquel medio marino primigenio de entre hace 600 y 400 m.a. Así, en ellos abundan sobre todo fósiles de trilobites y sus huellas o sendas –“crucianas”- y de otro tipo de organismos vivos que vivían junto a ellos, como gusanos marinos, algunos de enorme tamaño. Incluso dentro de estos montes han llegado a nuestros días, y de nuevo relacionados con ese contexto marino, fósiles en este caso no asociados a organismo vivos y sí a fenómenos de la dinámica natural del paisaje, como es el modelado de las olas en la arena –“rizaduras de oleaje”-.

Un paisaje muy variado Resultado de millones y millones de años de erosión y modelado geológicos tras emerger de las aguas el bloque sedimentario marino original es que en la actualidad el paisaje general serrano de los Montes de Toledo se presenta enriquecedoramente variado e, incluso, contrastado, respondiendo a un relieve de tipo apalachense. Fundamentalmente, su paisaje está compuesto por dos formaciones básicas bien distintas, como son por un lado las zonas montañosas, conocidas como la sierra o el monte, y por otro los grandes valles y llanuras adyacentes y circundados por los anteriores, conocidos en su conjunto como la raña.

La zona de monte y sierra de los Montes de Toledo se presenta altamente desgastada y erosionada, lo que hace que sus cumbres no sean excesivamente altas, alcanzándose sus mayores cotas en puntos como el Pico de Las Villuercas o El Rocigalgo -1.603 y 1.447 metros de altitud, respectivamente-.

Dentro de estas sierras podremos diferenciar, según el grado, tipo y circunstancias de erosión y modelado, bien cumbres suaves, sinuosas y redondeadas, bien cumbres coronadas por farallones rocosos altamente escarpados, angostos y abruptos conocidos como “crestas cuarcíticas”, muchas de estas últimas llenas de admirable vistosidad y espectacularidad.

Captura

VILLARRUBIA – SOCUELLAMOS 2–0 5-12-2020

VILLARRUBIA: Xabi Irureta, Carlos Martínez, Álex Jiménez, Algisi, Toni Seoane, Arroyo, Juan Arcas (David Herrera, 75’), Hakim (Dani Homet, 62’), Beltrán (Iván Bueno, 83’), Julen Colinas (Javi Grillo, 75’) y Carlos García.

SOCUÉLLAMOS: Javi Sánchez, Stevens, Morros (Josemi, 80’), Chete, Megías, Kike Domínguez, Pepe Delgado (Madalin, 66’), Luis Hernáiz, Pallarés (Adrián, 80’), Ramón y Abel.

Árbitro: Abril Portillo, del colegio murciano. Amonestó por parte local a Xabi Irureta y Julen Colinas, y por parte visitante a Hernáiz y Abel. Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de liga del Grupo V/Subgrupo B de la Segunda División B disputado en el Nuevo Campo de Villarrubia de los Ojos a puerta cerrada. Goles: 1-0. Min 13. Christian Beltrán. 2-0. Min 89. Dani Homet.

El Formac Villarrubia se lleva el derbi El conjunto blanquiazul se llevó el gato al agua ante el ‘Socu’ gracias a los goles de Christian Beltrán y Dani Homet.

El Formac Villarrubia se llevó el derbi de bronce ante el Socuéllamos. Fue un derbi provincial en Segunda B y una cita para la provincia que hacía 27 años que no se vivía. Christian Beltrán, a los trece minutos, y Dani Homet, en el último suspiro, dieron los tres puntos al equipo de Javi Sánchez para dar un salto importante en la clasificación y plantarse con 11 puntos.

El partido no fue el mejor para el aficionado que lo vio desde casa. Sobre el césped había dos equipos muy parejos, humildes, con el mismo objetivo y con situaciones algo distintas en la clasificación. Ambos venían de ganar a domicilio y esta prueba era casi vital para marcar sus aspiraciones.

En líneas generales, el primer tiempo fue el Villarrubia y el segundo para el Socuéllamos. Sin embargo, al primer minuto, disparaba Megías por encima del larguero en el primer acercamiento de los visitantes. Seis minutos más tarde, un error en la zaga del Socuéllamos se convirtió en una oportunidad para el Villarrubia, pero Hakim no fue capaz de meter la pierna en una clara ocasión.

En la siguiente jugada, los locales abrieron el marcador. Fue en una jugada elaborada por el Villarrubia cuando Christian Beltrán se metió en diagonal, sirvió a la derecha para Carlos García que la pegó fuerte al primer palo. Despejó Javi Sánchez como pudo y en el rechace, el argentino la pegó abajo para poner el 1-0 en el marcador.

Pasado el ecuador de la primera parte, el Villarrubia tuvo dos ocasiones claras. Primero fue Christian Beltrán el que lo intentó con un centro peligroso que obligó a Javi Sánchez a despejar con el pie y luego fue Juan Arcas, en un buen centro, el que no encontró la cabeza de Julen Colinas por muy poco.

A diez minutos del descanso, Toni Seoane lo intentaba con una falta desde la frontal, pero su disparo se fue demasiado alto. Y justo antes del tiempo de asueto, Juan Arcas tuvo el segundo en sus botas para el Formac, pero su disparo, fuerte y cruzado, se marchó rozando el palo. También la tuvo Abel para el ‘Socu’, pero su disparo envenenado desde la frontal se marchó por muy poco.

Lo intentó el ‘Socu’ sin suerte Tras la reanudación, el Socuéllamos dio un paso al frente al ir por debajo en el marcador y se hizo con los mandos del partido. Un remate alto de Hernáiz fue el primer peligro del equipo de Manolo Martínez. Acto seguido fue Christian Beltrán el que lo intentaba con un disparo raso y blandito sin problemas para el portero.

El Villarrubia quería controlar el partido sin balón y el ‘Socu’ lo intentó sin suerte. Y entre cambios y pocas ocasiones fue muriendo un partido que tenía controlado el equipo de Javi Sánchez en el marcador.

Lo intentó en un par de ocasiones el cuadro visitante, pero la defensa blanquiazul se mostró muy seria todo el partido.

Y fue a un minuto del final, cuando una buena presión de Dani Homet le dio como fruto el gol que sentenció el partido. Fue un balón en defensa para el portero Javi Sánchez, pero el cordobés se lio con los pies, se desorientó y se la dejó a Homet para finiquitar el partido y poner el 2-0.

Al final, los tres puntos se quedaron en Villarrubia para dar un importante salto en la tabla y encarrilar el objetivo de la permanencia. El Socuéllamos, a pesar de dar la cara durante todo el partido, tendrá que seguir remando para intentar salir cuanto antes de esas posiciones de apuro.

Texto de Chicastro Fotos de Alberto Beamud, Santiago y Jesús Monroy Voz de Isidro Madrid