LAS GRULLAS EN LAS TABLAS DE DAIMIEL Y VILLARRUBIA con David

LAS GRULLAS EN LAS TABLAS DE DAIMIEL Y VILLARRUBIA Sorprendemos a una gran bandada de grullas comunes (Grus grus) alimentándose en plena Llanura Manchega más occidental en un terreno de siembra dentro del paraje de “Las Mozas”, situado próximo al río Guadiana entre los municipios de Villarrubia y Daimiel y ya cercano al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel y Villarrubia. Ante nuestra presencia, a pesar de la lejanía, en primera instancia todos los componentes de este gran bando de grullas que aparece en las imágenes adoptan una actitud de estar en alerta y de tensa vigilancia, hasta que finalmente echan todas a volar para alejarse de nosotros. Actualmente, las varias miles de grullas que anualmente acuden a invernar al Parque Nacional de las Tablas de Daimiel y Villarrubia procedentes de diversos puntos del centro, norte y zonas escandinavas de Europa tienen en estos terrenos uno de sus principales despensas de alimento al consumir las semillas de cereal allí diseminadas, pero también al encontrar en ellos multitud de pequeños animalitos y otros seres vivientes que se llevan a la boca, como ratones, sapos, lagartijas, todo tipo de grandes insectos… Así pues, cada otoño y cada invierno es común y frecuente ver grandes y vistosos “rebaños” de grullas como el que aparece en las imágenes “pastando” por el día en esos amplios terrenos de cultivo esparcidos por las inmediaciones de los municipios de Daimiel y Villarrubia de los Ojos del Guadiana, a los cuales acuden tras pasar la noche dentro de las zonas encharcadas del muy próximo Parque Nacional de las Tablas de Daimiel y Villarrubia (finales de enero). DAVID AHORA OS CUENTO LO QUE DICE LA ENCICLOPEDIA Los gruidos (Gruidae) son una familia de aves gruiformes conocidas vulgarmente como grullas. Son aves de lugares abiertos. Se desplazan dando zancadas con sus largas patas y recogen semillas e insectos con sus largos picos. Viven en bandadas y muchas de ellas recorren largas distancias para criar. Se emparejan de por vida y tienen una espectacular exhibición de cortejo. Los machos y las hembras se pavonean, se inclinan y saltan bastante alto. Las grullas tienen una tráquea muy larga y emiten agudos sonidos como de trompeta, que pueden escucharse a dos kilómetros de distancia. La grulla común estuvo muy extendida, pero su número ha descendido mucho debido a que necesita vivir en un hábitat tranquilo. Otra grulla, que es abundante y muy común en zoológicos por su vistosidad y sociabilidad es la grulla damisela (Anthropoides virgo). Las grullas son aves que poseen patas y cuello muy largos, con el pico también largo, y están dotadas de excelentes capacidades voladoras, que les permiten realizar cada año largas migraciones entre las áreas de cría y las zonas de invernada. Las patas están provistas de tres dedos grandes dirigidos hacia delante y uno más corto, hacia atrás. Muchas especies poseen plumas especialmente desarrolladas y con funciones decorativas. Una peculiaridad de su anatomía es la longitud que tienen las prolongaciones del aparato respiratorio que llevan aire hasta el interior de los huesos, haciendo que resulten muy ligeros. Estos denominados sacos aéreos, en el caso de las grullas, pueden alcanzar hasta 1,7 metros de longitud. Las grullas suelen alimentarse de semillas, bayas, raíces, frutos y otras materias vegetales, así como pequeñas presas, sobre todo, invertebrados. Este animal era entre los antiguos uno de los símbolos de la prudencia y de la vigilancia. Según los naturalistas, al llegar las grullas a alguna parte, establecen un acecho para no dejarse sorprender del sueño; el ave se sostiene tan solo sobre un pie y en el otro tiene una piedra, para que al caerse la despierte. Se le ha dado la vigilancia por atributo. Se dice en Japón y en China que las grullas equivalen a un amuleto de la suerte. La grulla ha entrado en muchas empresas. Cuando hace de centinela, mientras las demás duermen, con este mote: Nihit me stante timendum, es la divisa de un jefe vigilante. Cuando vuelan, según su costumbre, bajo la dirección de una sola, con este hemistiquio: omna dirigit una, puede aplicarse a un príncipe cuya conducta siguen los pueblos. Una grulla que al prever un viento impetuoso se carga con una piedra, con estas palabras: Firmal gravitote volalum significa que la madurez de juicio asegura la empresa. Se han dado por divisa a una república donde cada uno a su turno puede obtener el primer grado en el gobierno las grullas que conducen cada una a su vez, con estas palabras: Alternis agmina ducunt. Las grullas como también las águilas y los buitres, pasan por agüeros favorables.

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *